S6 y GR 268: SAN MARTÍN DE LA VAL D’ONSERA

Aparcamiento – Ermita de San Martín de Val d’Onsera por la Senda de los Burros

  • Ida y Vuelta
  • 3
  • 2
  • 3
  • 3
  • 5h 30'
  • 10,6 Km
  • 930 m
  • 930 m
  • Tipo de recorrido
    1. El medio no está exento de riesgos
    2. Hay más de un factor de riesgo
    3. Hay varios factores de riesgo
    4. Hay bastantes factores de riesgo
    5. Hay muchos factores de riesgo
    1. Caminos y cruces bien definidos
    2. Sendas o señalización que indica la continuidad
    3. Exige la identificación precisa de accidentes geográficos y de puntos cardinales
    4. Exige técnicas de orientación y navegación fuera de traza
    5. La navegación es interrumpida por obstáculos que hay que bordear
    1. Marcha por superficie lisa
    2. Marcha por caminos de herradura
    3. Marcha por sendas escalonadas o terrenos irregulares
    4. Es preciso el uso de las manos para mantener el equilibrio
    5. Requiere pasos de escalada para la progresión
    1. Hasta 1 h de marcha efectiva
    2. Más de 1 h y hasta 3 h de marcha efectiva
    3. Más de 3 h y hasta 6 h de marcha efectiva
    4. Más de 6 h y hasta 10 h de marcha efectiva
    5. Más de 10 h de marcha efectiva
    * Calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado
  • Horario completo de la excursión
  • Distancia horizontal recorrida
  • Desnivel de subida acumulado
  • Desnivel de bajada acumulado

Descripción

Desde el aparcamiento ubicado al final de la pista que sale de San Julián de Banzo, se remonta el cauce del barranco de San Martín de la Val d´Onsera, coincidiendo en este tramo con el GR 268, marcado con las correspondientes bandas roja y blanca. Al llegar a una confluencia de barrancos, el camino toma el de la derecha, que se remonta cruzándolo varias veces. En una bifurcación señalizada, el Sendero se separa hacia la izquierda de la ruta principal del GR a Nocito. Este tramo,llamado la Senda de los Burros, remonta por bosque espeso hasta el Collado de San Salvador. Aquí se alcanza la divisoria sobre el cañón en cuyo fondo se aloja la ermita. El descenso pronunciado hasta el cauce requiere atención. Una vez en el fondo del barranco, cruzarlo y remontar un centenar de metros hasta la ermita.

El regreso se hace por el mismo itinerario.

La excursión muestra uno de los rincones más insólitos y espectaculares del Parque Natural, discurriendo por el lecho de un barranco seco y por un espeso bosque de carrasca y boj hasta el aéreo collado de San Salvador. Desde aquí es posible observar el vuelo de aves como el buitre leonado y, con un poco de suerte, del quebrantahuesos o del alimoche. Luego, a través de un vertiginoso descenso hasta el fondo del barranco de San Martín, se alcanza un singular circo de roca donde se ubica la ermita rupestre de origen visigótico, junto a una cascada de más de 30 m.

 

 

 

Mapa interactivo

Perfil