CAMINO NATURAL DE LANUZA

Sallent de Gállego – presa del embalse de Lanuza

  • Ida y Vuelta
  • 1
  • 1
  • 1
  • 2
  • 1h 35'
  • 6,3 Km
  • 25 m
  • 25 m
  • Tipo de recorrido
    1. El medio no está exento de riesgos
    2. Hay más de un factor de riesgo
    3. Hay varios factores de riesgo
    4. Hay bastantes factores de riesgo
    5. Hay muchos factores de riesgo
    1. Caminos y cruces bien definidos
    2. Sendas o señalización que indica la continuidad
    3. Exige la identificación precisa de accidentes geográficos y de puntos cardinales
    4. Exige técnicas de orientación y navegación fuera de traza
    5. La navegación es interrumpida por obstáculos que hay que bordear
    1. Marcha por superficie lisa
    2. Marcha por caminos de herradura
    3. Marcha por sendas escalonadas o terrenos irregulares
    4. Es preciso el uso de las manos para mantener el equilibrio
    5. Requiere pasos de escalada para la progresión
    1. Hasta 1 h de marcha efectiva
    2. Más de 1 h y hasta 3 h de marcha efectiva
    3. Más de 3 h y hasta 6 h de marcha efectiva
    4. Más de 6 h y hasta 10 h de marcha efectiva
    5. Más de 10 h de marcha efectiva
    * Calculado según criterios MIDE para un excursionista medio poco cargado
  • Horario completo de la excursión
  • Distancia horizontal recorrida
  • Desnivel de subida acumulado
  • Desnivel de bajada acumulado

Descripción

Esta ruta recorre íntegramente el Camino Natural del Embalse de Lanuza, situado en la cabecera del valle de Tena. Presenta la particularidad de que discurre entre el embalse de Lanuza y bancales de labor cerrados por centenarios muros de piedra, siempre bajo la protectora presencia de montañas tan emblemáticas como El Pacino o peña Foratata.

La excursión comienza a la entrada de Sallent de Gállego, junto a una pasarela de metal construida sobre el barranco canalizado que baja del embalse de Escarra. Desde el panel informativo del camino natural, comenzamos la marcha con dirección sur. El recorrido está totalmente señalizado, bien acondicionado y apenas tiene desnivel, de manera que es apto para todos los senderistas que quieran disfrutar de una bella panorámica del valle de Tena.

Tras un ligero ascenso por un camino empedrado, encajonado entre muros de piedra, llegamos a un cruce junto a unas naves ganaderas. La intersección está bien señalizada y, haciendo caso a las flechas rojas, avanzamos hacia la presa de Lanuza. Nos encontramos en una zona un poco más elevada, lo que nos permite contemplar una panorámica sobre el embalse, el pueblo de Lanuza y el valle. Descendemos unos metros y llegamos a una zona de prados, testimonio de que en Sallent todavía hay mucha actividad agrícola y ganadera.

El camino resulta muy bonito, porque avanza entre muros que separan los campos en los que es habitual encontrar vacas y caballos pastando; asimismo, bordeando los pastizales, hay bojes y serbales y, si giramos la vista, podemos observar la impresionante mole de peña Foratata. Avanzamos unos metros y, tras atravesar una pasarela de madera, llegamos a un área de descanso, acondicionada con mesas y bancos.

El tramo de 1,7 km que resta hasta la siguiente área de descanso transita al borde del agua, de modo que la vegetación es muy diversa, con buenos ejemplos de abedules, avellanos, cerezos, fresnos o sauces, entre otras variedades.

Desde la segunda y última área de descanso ya se puede ver el pueblo de Lanuza, que da nombre al embalse, y el objetivo de la ruta a nuestra derecha, la presa del embalse de Lanuza, que se alcanza en tan solo 600 m.

El camino natural culmina en este lugar. Para regresar a Sallent de Gállego hay dos opciones: una es regresar por el mismo camino; otra, seguir las marcas blancas y amarillas del PR-HU 92, que pasa por el pueblo de Lanuza y llega a Sallent, haciendo que la ruta sea circular.

 

 

FUENTE
http://gps.huescalamagia.es/

Mapa interactivo

Perfil